Un lamentable caso de violencia intrafamiliar se dio a conocer hace unos días en el que un menor de edad resultó afectado física y psicológicamente. 

Los hecho se presentaron el pasado 3 de julio en el barrio Pérez del municipio de Bello, Antioquia, cuando un hombre de nacionalidad venezolana de 27 años, le habría puesto una media en la boca a su hijo y se la habría amarrado alrededor de la cabeza para que no pudiera pedir auxilio y luego lo habría golpeado en la espalda, el estómago, la cabeza y la cara.

En medio de la fuerte paliza, el menor habría aprovechado que su padre entró al baño y se lanzó desde el balcón del segundo piso para evitar que lo siguiera golpeando.  

En la caída, la víctima se habría lesionado uno de sus brazos.

Tras la denuncia de la madre del niño, el sujeto fue capturado seis días después y enviado a prisión por los delitos de violencia intrafamiliar agravada en concurso homogéneo y sucesivo.

publicidad publicidad