Un estudio de la Universidad de Stanford establece que el envejecimiento no es un proceso que se da de manera progresiva, sino que existen tres picos importantes que marcan una etapa determinante sobre los cambios físicos. 

 

La investigación fue liderada por el Dr. Tony Wyss-Coray quien explica, que se puso en análisis el plasma de 4.263 personas, entre los 18 y 95 años.

 

Los científicos se centraron en estudiar ciertas proteínas presentes en la sangre, que brindan información sobre el estado de salud del ser humano. En las 373 proteínas querían determinar en qué momento comenzamos a envejecer.

 

El análisis determinó que existen tres puntos en la edad de la mayoría de las personas, donde los niveles de proteínas experimentan cambios repentinos. Estos cambios se generan a los 34, 60 y 78 años.

 

Wyss-Coray manifestó que “las proteínas son los caballos de batalla de las células constituyentes del cuerpo, y cuando sus niveles relativos sufren cambios sustanciales, significa que tú también has cambiado”.

 

Asimismo, el estudio reveló que los hombres y mujeres envejecen de manera diferente. Sin embargo, los buenos hábitos, la alimentación saludable y el deporte pueden contribuir al mejoramiento de la salud, pero de acuerdo al estudio, no cambiarían la llegada inminente de la vejez a los 34 años.

 

Fuente: LA FM


publicidad publicidad