El montañista Juan Camilo González Oñate de 22 años aparentemente habría sufrido un accidente cuando caminaba por el sector de los Termales de Cañón.

Luego de tres días de búsqueda fue encontrado sin vida Juan Camilo, quien había desaparecido en inmediaciones del Nevado del Tolima. Al parecer, el joven de 22 años de edad rodó por un barranco cuando caminaba cerca del sector conocido como Termales de Cañón.

El equipo de rescate que se desplazó hasta los 4.100 metros de altura, zona en donde Juan Camilo había sido visto por última vez, encontró el cuerpo del universitario en una micro cuenca ubicada entre Termales de Cañón y Valle de Placer, en el sector denominado Campamento Pijao.

Con anterioridad, las autoridades de gestión del riesgo de Ibagué informaron que el montañista cumplía una travesía entre Anzoátegui (Tolima) y Salento (Quindío) junto a un grupo de diez personas más. Presuntamente se alejó de sus compañeros para tomar unas fotografías y desde ese momento se desconocía su paradero.

El pasado lunes festivo se desplegó un amplio operativo de búsqueda por parte de organismos de socorro, guías, montañistas y arrieros. Al menos cuatro equipos de rescate, conformados por cerca de 40 personas, se encontraban en la zona tras el rastro de González Oñate.  El padre del afectado conformaba uno de estos grupos.

Además de los equipos que salieron vía terrestre desde la capital tolimense y Anzoátegui, un helicóptero de la Fuerza Aérea Colombia se desplazó desde Rionegro (Antioquia) hasta Ibagué para apoyar estas labores.

Tras el hallazgo, los organismos de socorro coordinan el operativo de rescate del cadáver. El mismo sería trasladado hasta Termales de Cañón y allí se estudiaría la posibilidad de realizar el descenso vía aérea.

Si continúa lloviendo en esta zona y no mejora la visibilidad el traslado hacia Ibagué sería por tierra.

Fuente: La FM

publicidad publicidad