Cameron Herrin es el joven de 18 años que alcanzó la fama en las redes sociales, tras ser acusado de ser el asesino de una mujer y su bebé cuando conducía su vehículo a 160 km/h.

El fatal accidente ocurrió en Tampa, Florida, en mayo de 2018.

Las investigaciones determinaron que el acusado, que manejaba un Ford Mustang, estaba haciendo carreras con un amigo que conducía otro automóvil.

En plena competencia, el joven atropelló a Jessica Reisinger-Raubenolt, de 24 años y a su bebé Lillia, de 20 meses.

Ante lo sucedido, Cameron Herrin se declaró culpable del delito de asesinato y fue condenado a 24 años de prisión, medida impuesta en abril de este año.

Desde entonces, el joven alcanzó la popularidad en las redes sociales, donde cientos de personas insisten en pedir su libertad, bajo el argumento de que es “demasiado lindo para estar en prisión”.

Con la etiqueta “#justiceforcameron” (Justicia por Cameron) seguidores de TikTok exigen una segunda oportunidad para el acusado.

En redes sociales circulan videos de Cameron Herrin muy bien vestido asistiendo a las audiencias por el asesinato de la madre y su bebé.

La familia del joven ha sido acosada en las redes y como si fuera poco, llaman a Herrin a prisión. A tal punto que tuvo que ser trasladado.

En TikTok hay miles de videos del acusado de asesinar a Jessica Reisinger-Raubenolt y a su bebé, donde ya acumulan más de 2.200 millones de vistas.

 

Además, en Facebook hay una página sobre Cameron Herrin con más de 12.000 miembros.

Sin saberlo, el joven de 18 años se convirtió en toda una celebridad en las redes sociales. Posiblemente cuando cumpla la pena podría dedicarse de lleno a hacer contenidos en las plataformas digitales.

publicidad publicidad