La Fiscalía General le imputó el delito de desaparición forzada agravada a Carolina Galván, por los hechos que rodearon la desaparición de su hija, Sara Sofía Galván, en hechos registrados el 28 de enero de este año.

La delegada del ente investigador narró cómo Carolina en compañía de su pareja sentimental -para ese entonces, Nilson Gómez-, sustrajeron a la menor del entorno de protección en el que se encontraba dentro de la residencia de Xiomara Galván, tía de la niña y quien tenía bajo su cuidado la crianza de Sara Sofía.

También narró que Galván y Díaz "tenían la capacidad de comprender lo ilícito del comportamiento", por lo que dijo que la Fiscalía cuenta con elementos materiales probatorios que advierten la gravedad de los hechos.

"Usted Carolina Galván y Nilson Díaz son presuntos coautores del delito de desaparición forzada agravada (...)", dijo la fiscal del caso quien le explicó que de ser hallada culpable, sería condenada de 40 a 50 años de cárcel.

publicidad publicidad