Hay luto en Campoalegre Huila por el fallecimiento de una pareja de pastores cristianos que no se habían vacunado contra el covid-19, se contagiaron y, con tan solo cinco días de diferencia, perdieron la batalla contra el virus. Se trata de Álvaro Jiménez Peña quien murió el pasado 23 de julio, mientras que su esposa, Nubia Quimbaya, falleció el 28 de julio.

A la pareja les faltaban dos años para cumplir 40 años de matrimonio, de los cuales, 21 se habían dedicado a promulgar el evangelio cristiano en la Iglesia Cuadrangular de ese municipio.

Las reacciones al suceso no se han hecho esperar, debido a que según medios locales, el matrimonio era ampliamente conocido en el sector por su labor misionera. De hecho, la hija de los pastores, Yuly Jiménez Rodríguez, quien quedó huérfana tras el triste suceso, que aseguró que respetaba los designios de Dios.

“No cuestionaré jamás la voluntad de Dios. Solo sé que están juntos teniendo verdadera paz. Los extrañaremos tanto. En vida seguí su ejemplo. Y aquí el único importante es Jesús. Y ya nos reuniremos. Algún día les volveré a ver”, expresó la mujer, días después de la muerte de sus progenitores.

 “Fueron los 38 años de mi vida que compartí con mi padre, le doy gracias a Dios porque nos ha dejado un legado muy importante: amar a Dios sobre todas las cosas. Este momento es muy difícil o duro, pero sé que van a estar contentos los dos recibiendo esas coronas”, expresó la hija de la pareja religiosa.

Además, fiel a las enseñanzas cristianas que sus padres le inculcaron, Yuly Jiménez Rodríguez aseguró que seguirá de la mano de Dios para sobreponerse a las vicisitudes como la que afronta actualmente al perder a sus papás: “(...) Que mi Dios desde allá arriba nos dé la fortaleza cada día para seguir adelante con Cristo, ayudando a que mis hermanos y sobrinos podamos pasar este momento de tanto dolor”, expresó Jiménez.

publicidad publicidad