Un bebé de 10 meses de nacido murió ahogado tras caer a un lago artificial; esto sucedió en Ricaurte, corregimiento del municipio de Bolívar, al centro del departamento del Valle. De acuerdo con información de las autoridades, este menor se encontraba bajo cuidado de sus tíos, mientras sus padres se encontraban trabajando.

En un momento de descuido, al parecer, estas personas dejan al niño detrás de la vivienda, donde se encuentra un lago artificial que funciona como criadero de peces. Posteriormente, el bebé se dirige hasta ese lugar y cae al agua; al percatarse, el menor estaba ya sin vida.

Según lo indicado por la Policía, sus familiares intentaron rescatarlo, pero ya no tenía signos vitales. El caso se encuentra en investigación por parte de las autoridades, y en la indagación de la responsabilidad de los familiares del bebé en este caso, los cuales lo dejaron atrás de la casa, al parecer, mientras colgaban ropa y al regresar, el menor ya no se encontraba con vida.

publicidad publicidad