La Jurisdicción Especial de Paz (JEP) le acaba de notificar al general (r.) de la Policía Mauricio Santoyo que, por razones de competencia, acepta su sometimiento ante esa jurisdicción.

 

Se trata del exjefe de seguridad del expresidente Álvaro Uribe (entre 2002 y 2005). Santoyo ya fue condenado a 13 años de cárcel en Estados Unidos por sus nexos con el paramilitarismo y por colaborar con narcotraficantes.

 

Esta es la notificación de la JEP de que acepta el sometimiento de Mauricio Santoyo.

 


Tras su regreso al país, en abril de 2019, Santoyo fue recapturado por los delitos de concierto para delinquir agravado y su presunta coautoría en la desaparición forzada de varias personas.

 

Además, se le sigue una investigación por presunto lavado de activos y enriquecimiento ilícito.

 

En octubre de 2019, la fiscalía 56 especializada contra violación de derechos humanos declaró su falta de competencia para seguir con el caso por ser del resorte de la JEP, al estar relacionado con el conflicto armado.

 

Tras revisar el expediente y luego de superar temas de forma, la JEP decidió asumir el caso.

 

En la decisión, se le conceden a Santoyo 20 días hábiles para "expresar de manera concreta, clara y programada, por escrito, de qué forma pretende contribuir al esclarecimiento de la verdad, la satisfacción de los derechos de las víctimas y las garantías de no repetición.

 

¿Qué sabe?

Luego, la JEP entrará a evaluar la oferta de verdad del otrora poderoso oficial para seguir con el proceso y otorgarle beneficios judiciales.

 

Por ahora, la JEP accedió a que permaneciera recluido en una unidad policial y se le dio instrucciones a esa institución para que proceda en consecuencia.

 

Fuente: EL TIEMPO


publicidad publicidad