Las investigaciones apuntaron a la mujer boliviana, causante de una de las tragedias más tristes en la historia.

El accidente aéreo de Chapecoense, considerada una de las tragedias más tristes e impactantes en la historia del fútbol, dejó abierta una investigación que, durante más de cinco años, ha tenido un curso y por fin se encontró y capturó a la persona responsable de la muerte de casi todo el plantel del equipo brasileño.

Las autoridades de Brasil dieron captura a Celia Castedo Monasterio, mujer que ha sido investigada en la catástrofe. La Policía de Corumbá aseguró que esta persona fue la encargada de los controles de calidad previos al vuelo, además de ser la persona que autorizaba los vuelos el 28 de noviembre de 2016.

En el accidente perdieron la vida 71 personas, entre los cuales estaban pilotos, tripulación de la nave, plantel de jugadores y cuerpo técnico. Castedo era investigada por haber aprobado un vuelo que no tenía los controles necesarios para estar en el aire y esto desencadenó la gran tragedia.

Según la Policía Federal, la orden de captura se dio después que confirmaran la culpabilidad de la exfuncionaria de la Administración de Aeropuertos y Navegación aérea de Bolivia. El vuelo que tuvo su siniestro en tierras colombianas, fue un golpe para las autoridades del país boliviano y para las colombianas, que buscaban una respuesta a los hechos.

Celia Castedo Monasterio tendrá que estar en prisión preventiva mientras se define su futuro, en tierras brasileñas. Las autoridades locales buscan deportar a la mujer a su país, para que la policía local tome las decisiones necesarias sobre un caso donde perdieron la vida muchas personas, por culpa de la inoperancia de la mujer.

La tragedia ocurrió cerca de la ciudad de Medellín cuando el avión en el que viajaba el equipo brasileño se estrelló a 17 kilómetros del aeropuerto José María Córdova al quedarse sin combustible.

publicidad publicidad