En una controversial audiencia, un juez dejó libre a Erick Alexander Gómez, el hombre que atropelló a 7 ciclistas en Valle del Cauca y luego intentó escapar.

 

Gómez, que manejaba en estado de ebriedad (según la Policía), quedó en libertad después de la primera audiencia sobre el caso.

 

El único castigo que recibió el conductor fue la suspensión de su licencia de conducción y una multa que estará entre los 7 y los 15 millones de pesos.

 

Gómez conducía, en la vía Palmira-El Cerrito, un vehículo Mazda rojo modelo 1989 “a alta velocidad” con el que “atropelló a varios ciclistas que viajaban en grupo”.

 

En los hechos resultaron lesionados los siete ciclistas, que fueron remitidos al hospital San Rafael, de El Cerrito (Valle). Cuatro de ellos fueron dados de alta y los otros tres, trasladados a Cali.

 

De acuerdo con la emisora, “la Policía pudo constatar que el conductor estaba en estado de embriaguez, fue capturado y su vehículo, incautado”. Asimismo, ese medio sostuvo que fueron los mismos ciclistas los que impidieron que el conductor huyera y que eliminara botellas de alcohol que llevaba dentro del vehículo.

 

Este nuevo accidente de tránsito provocado por un conductor ebrio se presentó días después del trágico atropellamiento en Santa Marta, en el que el empresario Enrique Rafael Vives Caballero mató a seis jóvenes.

 

Vives Caballero, que intentó dilatar la acción de la justicia, finalmente fue enviado a la cárcel por el delito de homicidio con dolo eventual en concurso homogéneo y sucesivo.

Fuente: Pulzo

 


publicidad publicidad