Un empresario abusó de cuatro de sus hijas y su juicio empezó en Argentina luego de que una de las víctimas rompiera el silencio tras recibir una carta de su papá en la que él le decía que se había enamorado.

Alejandro Rosario Manuel Leguizamón fue detenido hace un año en una casa que había alquilaba con una identidad falsa.

La investigación en contra del empresario que abusó de cuatro de sus hijas inició en 2016, cuando el hombre le envió una carta a una de las jóvenes en la que decía: “Lo mío con vos no es abuso, es incesto. Yo estoy enamorado de vos y juntos tenemos que hablar con tu mamá para que haga una terapia y lo acepte”, según reveló el medio TN.

En esa época la mujer tenía 26 años y durante una reunión familiar estalló y reveló lo que vivió durante años. Entonces se enteró de que no fue la única víctima.

El empresario abusó de cuatro de sus hijas desde que iban al jardín infantil.

“A veces se me iba la mano”, fue lo único que dijo el acusado, según publicó el portal Primer Plano.

El empresario que abusó de cuatro de sus hijas fue imputado por abuso sexual, abuso sexual gravemente ultrajante reiterados y abuso sexual con acceso carnal reiterados

Podría enfrentar una pena de más de 20 años de cárcel.

publicidad publicidad