Taylor Knight, un joven de 20 años, golpeó, estranguló y torturó a su "amante" un adolescente de 17 años. 

Fue hallado culpable y sentenciado a 3 años y 8 meses de cárcel en Reino Unido.

El lamentable ataque inició en el mes de marzo, cuando Taylor y su "amante" se encontraban con otras personas. Uno de ellos, apodado ‘Ace’, hizo comentarios homofóbicos contra el adolescente. Taylor no lo defendió, en lugar de eso “incitó y animó” el ataque, según lo expuesto por los fiscales del caso.

Sin embargo, las brutales humillaciones a las que fue sometido el joven ocurrieron días después.

Taylor intentó contarles a ‘Ace’ y a otras dos adolescentes que mantenía una relación amorosa. Cuando vio que su amigo reaccionó violentamente, prefirió unirse a los ataques en lugar de defender sus preferencias sexuales.

En ese momento el menor empezó a ser víctima de tortura: lo estrangularon con un alambre, quemaron su cabello y lo obligaron a meterse a una bañera.

Entre Taylor Knight y su grupo de amigos también hubo golpes a la víctima, así como otras formas de tortura, como patadas en el rostro. Se reportó que una de las mujeres presente inclusive le lanzó agua hirviendo.

Algunas de las torturas fueron grabadas.

Tras meses de investigación, Taylor se declaró culpable por lesiones personales, robo y secuestro de un menor, por lo que recibió la sanción de casi cuatro años de prisión porque torturó a su amante.

Otra joven que participó en los hechos, de 15 años, fue enviada a un centro de rehabilitación juvenil.

Según informes, el adolescente agredido se salvó porque alcanzó a enviar un mensaje a su hermano en el que incluía la ubicación. Actualmente sufre estrés postraumático.


publicidad publicidad