Yeni Cardozo, exesposa de Nilson Díaz, padrastro de la menor Sara Sofía, pidió ser testigo en el caso y aseguró que tiene conocimiento de la ubicación de la niña.

 

La mujer aseguró que quiere declarar ante la Fiscalía General de la Nación y ser testigo en la audiencia.

 

La expareja de Nilson Díaz, quien está detenido por ser el presunto autor material de la desaparición de la pequeña, estaba en un pueblo del departamento de Tolima y llegó a Bogotá para hablar con la familia de la menor e indicarles en qué sitio está enterrada.

 

“Para mí Nilson Díaz es un monstruo, lo que hizo con Sara lo convierte en un depravado, como un loco” así lo define ella.

 

“Yo sí creo que él abusó de Sara Sofía y la enterró para que su cuerpo no fuese encontrado”, agregó.

 

Asimismo, dijo que tiene una clave para hallar el cuerpo de la pequeña:

 

"Está enterrada sobre la avenida (...) en un matorral que hay exactamente en el lugar en el que se hacia él cuando consumía, pero para mí él tuvo tres días para excavar el hueco donde iba a enterrar a Sara Sofía"

 

"Si a mí me hubiesen puesto cuidado se hubiese podido parar este monstruo a tiempo, la niña no estaría muerta", aseveró Cardozo.

 

La mujer estuvo en Bogotá para solicitarle a la Fiscalía que la llamé a declarar y también pidió ser incluida en las declaraciones sobre los hechos.

 

Además, Yeni Cardozo visitó en los últimos días el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF) porque allí permanecen los cuatro hijos que tiene con Nilson Díaz. Todos los pequeños están bajo la protección de la entidad por presuntos problemas entre ella y su expareja.

 

Díaz es la pareja sentimental de Carolina Galván, madre de la pequeña de dos años, y está siendo procesado por el delito de desaparición forzada.

 

El pasado 9 de agosto un juez de control de garantías impuso medida de aseguramiento en centro carcelario contra Carolina Galván, quien también estaría involucrada en la desaparición de su hija.

Fuente. Noticias Caracol


publicidad publicidad