Una mujer identificada como María Isabel Rosado Otero, murió en la ciudad de Medellín luego de practicarse en una clínica una cirugía para reducir tallas.

En compañía de su esposo, viajó desde Puerrto Rico hasta la capital de la montaña para realizarse una liposucción, intervención quirúrgica que le costó la vida a la mujer de 59 años de edad.

Según el portal Q’Hubo Medellín, el primero en entrar a cirugía en la IPS Sofina Clinica fue Henry Ramírez, su esposo y arquitecto reconocido en la isla del caribe.

Su intervención quirúrgica fue un éxito y fue trasladado hasta un hotel de la ciudad para su recuperación.

Llegó el turno a María Isabel. La mujer, al parecer, fue operada por el mismo médico que atendió a su compañero sentimental.

Terminó el procedimiento para la estilista puertorriqueña y dos horas más tarde necesitó asistencia médica urgente por lo cual fue trasladada a al Clínica La Vegas, a donde llegó sin signos vitales, dice el reporte del medio anteriormente mencionado.

Mientras que Medicina Legal estudia las causas de la muerte de la extranjera, la IPS manifestó lo siguiente:

“El personal en salud que participó de los procedimientos quirúrgicos realizados, es personal calificado y habilitado para la realización de esta clase de intervenciones y, así mismo, la IPS Sofina Clinic es una institución prestadora de servicios de salud que cuenta con los permisos de habilitación y acreditación de los servicios que oferta, dentro de los cuales se encuentra el servicio de quirófanos para cirugías plásticas y estéticas”.

Hasta el momento, se desconoce la identidad del cirujano que operó a la pareja de esposos.

María Isabel era oriunda de Lares y era conocida en su pueblo como ‘Chavela’. Precisamente, la alcaldía de esa municipalidad emitió un mensaje de condolencias para los familiares de la estilista.

Entre tanto, Ramírez, viudo de María Isabel, se encuentra en Colombia haciendo trámites para el traslado del cuerpo hacia Puerto Rico.

 

publicidad publicidad