La Fiscalía de Panamá informo este viernes que abrió una investigación tras el hallazgo en una zona de la frontera con Colombia de diez cadáveres, entre ellos dos niños, que probablemente puedan ser migrantes Haitianos, tras atravesar la peligrosa selva del Darién, en su ruta hacia Norteamérica.

"Se presumen que sean migrantes, porque dentro de las investigaciones una ciudadana haitiana mencionó que en el río Tuquesa se dio una creciente por la lluvia que arrastró a nueve personas" que se dieron por desaparecidas, dijo el fiscal superior regional de Darién, Julio Vergara.

En lo que va de este año 41 cuerpos de migrantes han sido encontrados en las riberas de los ríos, a lo largo del trayecto que recorren para cruzar la frontera entre Panamá y Colombia. Las causas de estas muertes han sido por ahogamiento y golpe de calor, informó la Fiscalía.

publicidad publicidad