“Mujer que aborta ya no sirve”, estas indignantes palabras fueron pronunciadas por un sacerdote durante una misa en Coahuila, México, mientras se refería a la interrupción legal del embarazo en ese país.

 

Lázaro Hernández Soto es el religioso que ha protagonizado esta escena, criticada por diversos sectores que lo han tachado incluso de misógino, pues señaló que una mujer que aborta “siempre va a estar amargada”.

 

Estas fueron sus palabras:

 

El aborto está legalizado y todo mundo muy contento: ‘vamos a matar a todos los niños porque nos estorban’. El niño no se puede defender y sin embargo lo destruimos. ¿Por qué no matamos a la mamá?, una mujer que aborta ya no sirve para nada. Está hueca moral, física y psicológicamente

En su sermón también incluyó otro doloroso enunciado, “¿Por qué no matamos a la mamá” ?, en referencia a aquellas que deciden sobre su cuerpo e interrumpen un embarazo. Esta frase indignó y le recordaron que en ese país hay 10 feminicidios al día.

Fuente: Noticias Caracol


publicidad publicidad