Una familia en Manizales rescató a un recién nacido abandonado en un parqueadero: estaba desnudo y metido en una bolsa de mercado, a la intemperie, mientras llovía.

 

El menor de edad se encontraba en un sitio aledaño al aeropuerto, en el popular barrio La Enea.

 

Juan Alberto Arias, una de las personas que encontró al bebé, contó cómo fue ese momento.

 

“Nos dimos cuenta de que, al lado de una llanta, la llanta delantera izquierda, había un bebé en una bolsa de un supermercado; el bebé lloraba, pataleaba, con mucho frío, porque además llovía”, dijo.

 

El recién nacido abandonado en un parqueadero tenía el cordón umbilical expuesto.

 

“Yo me quito la chaqueta para abrigar el bebé, arroparlo porque temblaba de frío”, relató Arias.

 

En la unidad de neonatos del S.E.S Hospital de Caldas se recupera el recién nacido abandonado en un parqueadero y ahora empieza un proceso legal con el ICBF.

 

“Salvamos una vida y seguramente ese bebé está para ser una persona grande en este mundo”, cree Arias, que ayudó al recién nacido abandonado en un parqueadero.

 

No se ha podido establecer quién sería la madre o familia del menor de edad.

Fuente: Noticias Caracol


publicidad publicidad