En un caso absurdo por ambición, un hombre momificó el cuerpo de su madre para seguir recibiendo la ayuda que el Gobierno le brindaba por ser una persona de la tercera edad.

 

La mujer de 89 años residía en Innsbruck, Austria, junto a su hijo de 66 años, quien tras el fallecimiento de su madre la congeló para evitar los olores de putrefacción.

 

Según las autoridades, la adulta mayor falleció en junio del 2020 y el hombre momificó el cuerpo de su madre cubriéndolo con arena para gatos. Los fluidos corporales los absorbió con vendas.

 

La adulta mayor, aseguran medios internacionales, sufría de demencia, cosa que el sospechoso utilizó a favor para decirle a su hermano, cada que este lo visitaba, que su madre se había enfermado y la había llevado a un centro psiquiátrico por su seguridad.

 

Sin embargo, la coartada cayó cuando el cartero encargado de entregar el bono de subsidio le pidió al hombre que le dejara ver a la beneficiaria y este se negó. El cartero reportó sus sospechas a las autoridades.

 

Helmut Cufler, jefe de la Policía de Austria, afirmó que el hombre es acusado de fraude contra el Estado y por encubrimiento de cadáver.

Fuente: Noticias Caracol


publicidad publicidad