El policía con una camándula del Rosario en la mano, le hablaba a la joven mientras esta, estaba en el piso y con sus manos supuestamente escribía algo. La Policía no se ha pronunciado sobre este evento.

Alejandra, sería la joven que supuestamente estaba ‘poseída’, y a la que un policía intentó ‘sacarle el demonio’ haciendo un ritual de exorcismo que ha generado polémica, burlas y críticas.

La mujer estaba en el piso de una estación de servicio, con sus manos parecía querer abrir un hueco en el pavimento; el policía le dice: “Demonio vamos a hablar en el nombre de Dios”, y con camándula en mano empezó a preguntar porque tenía a la niña.

Después de unos minutos, de supuestamente hablar con el demonio que poseía a la joven, le ordena: “¡Duérmete ya!”, y ella queda tendida en el piso.

 

publicidad publicidad