Un perro que se niega a abandonar la tumba de su dueño ha conmovido a los usuarios de las redes sociales y a todos los que van al cementerio a visitar a sus muertos.

Hace 3 años falleció el amo de este animal. Desde entonces, Bobby se quedó para acompañar los restos de su amigo y a todo aquel que pisa el panteón General Roca, en Argentina.

“Yo no podía creer lo que estaba viendo (…), a pesar que vivió toda la vida con su dueño y su dueño falleció, el animalito lo vino a acompañar y se quedó aquí haciéndole compañía a su amo”, explica Daniel Cisterna, un sepulturero, al medio RT.

Los trabajadores llaman Bobby al perro que se niega a abandonar la tumba de su dueño. Se ha hecho amigo suyo y también se muestra muy cariñoso con quienes llegan al camposanto a visitar a sus seres queridos allí enterrados, otra muestra de la nobleza de este particular animal.

Fuente: Noticias Caracol


publicidad publicidad