En Sabanalarga, Atlántico, una niña de 8 años habría sido expulsada de la escuela de fútbol a la que pertenecía porque el resto del equipo estaba conformado por niños. El aparente caso de discriminación fue denunciado por el padre de la menor, quien, a través de una acción de tutela, consiguió que su hija fuera reintegrada al equipo y así poder continuar con su sueño.

 

Hermes Bolaño, padre de la niña que sueña con jugar en un futuro en la Selección Colombia Femenina, contó la historia.

 

"Me sentí frustrado, no sabía cómo darle la noticia a mi hija, la notaba deprimida y eso me motivó a luchar por ella, sentí que me le estaban atropellando sus derechos", relató el padre de la menor.

 

Lina Bolaños, a su corta edad, dice que seguirá atravesando los obstáculos que se presenten en su carrera como deportista.

 

"Yo juego mediocampista, corro toda la cancha y le pongo los pases a los delanteros para que me hagan los goles. Cuando grande quiero ser parte de Selección Colombia", dijo la pequeña futbolista.

 

La pequeña y su familia esperan que este caso sirva de ejemplo para que otras niñas puedan acceder al club sin importar que el equipo esté conformado en su mayoría por niños.

Fuente: Noticias Caracol


publicidad publicidad