En una esquina de Carmen de Viboral, Antioquia un campesino de 83 años aguardaba por alguien que quisiera comprarle su cosecha de papa criolla. La exhibía en bolsitas sobre una canasta al lado del costal lleno.

 

La situación empezó a difundirse en redes sociales por una fotografía del señor junto a su producto en aquella esquina en la que comentó: “En Carmen de Viboral hay un adulto mayor, en la esquina antes de llegar al parque central del municipio, vendiendo sus papitas. Casi no ha vendido nada. Si conocen a alguien cerca que le pueda comprar por favor. Apoyémonos entre todos”, comentó el hombre en Twitter.

 

Las publicaciones rápida y afortunadamente se hicieron virales en internet y gracias a la propagación entre internautas el abuelo vendió todo lo que ofrecía de su cosecha.

 

Más tarde, se compartió un video que conmovió aún más a la población colombiana, pues el mismo abuelo sentado en una esquina aquella mañana, ahora bailaba con alegría, esto gracias a que logró vender su cosecha, pero más que eso, gracias a que recibió el apoyo de los colombianos, sintió que hay personas que valoran y se preocupan por él y los que viven por y para el campo como él.

Fuente: Soy Campesino 

publicidad publicidad