El jugador del París Saint-Germain y de la selección de Brasil, Neymar, se acordó de Noimar Herrera Porras, el niño que conoció en Barranquilla.

Recordemos que el encuentro se dio en septiembre, en un hotel Estelar de la ciudad, donde concentraba la selección pentacampeona del mundo.

Neymar iba saliendo del hotel y el niño se acercó a él, llorando. El crack se tomó una foto con el menor y lo abrazó.

Sin embargo, el brasileño se acordó del menor barranquillero y le envió unos guayos blancos y ropa deportiva, de la marca Puma, la que viste a Neymar.

El detalle fue revelado por Mario Herrera, papá del niño, en entrevista exclusiva con Atlántico en Noticias.

El padre destacó la humildad del astro brasileño.

"Una vaina impresionante. De verdad que no lo esperábamos", expresó el papá de Noimar.

publicidad publicidad