Un hombre de 33 años de edad llegó consiente pero con un clavo en la cabeza al hospital José María Cabral y Báez, en República Dominicana, los médicos alarmados por lo que veían le preguntaron cómo había llegado el clavo allí y él solo respondió que «sentía el cerebro flojo”.

Así lo revelaron medios de comunicación de la localidad quienes también revelaron que el hombre habría realizado esta acción, al parecer, bajo los efectos de las drogas.

Indicaron también que en diálogo con el padre del hombre, habría asegurado que su hijo ha sido consumidor de alucinógenos en los últimos 5 años.

Revelaron que el hombre fue sometido a una cirugía para extraer el clavo y una espina que también se habría introducido en su oreja, los procedimientos fueron exitosos y en pocos días el hombre fue dado de alta.

publicidad publicidad