Las autoridades de Illinois, Estados Unidos, capturaron a una joven de 23 años que asfixió y enterró en el jardín de su casa a su bebé, un pequeño de apenas 11 meses de nacido.

 

Según People, la madre, identificada como Alvory Chávez Ramos, dio a luz sin que sus familiares se enteraran.

 

Conforme a lo revelado por la oficina del sheriff del condado de Cook, un día el bebé lloró de manera inconsolable, en ese momento la joven trató de callarlo para que nadie lo escuchara, sin percatarse de que lo estaba asfixiando.

 

“La madre, aparentemente, puso su mano sobre la boca y la nariz del niño para evitar que sus familiares lo descubrieran”, puntualizó la oficina citada anteriormente.

 

Cuando el bebé ya no tenía signos vitales, la joven tomó su cuerpo, lo puso en una bolsa y posteriormente lo enterró en el patio de la casa familiar.

 

Tras una ardua investigación, las autoridades hallaron los restos del bebé.

 

Su necropsia indicó que la causa de muerte fue por asfixia. Tras una prueba de ADN corroboraron que el pequeño era hijo de la joven de 23 años.

 

El caso de la madre que asfixió y enterró en el patio de la casa a su bebé de 11 meses fue catalogado como un homicidio.

 

Durante el interrogatorio, la mujer declaró a los detectives que escondió su embarazo, pues no quería que su familia se enterara y molestara.

 

Actualmente, ella se encuentra tras las rejas y deberá enfrentar a la justicia por el delito de asesinato en primer grado.

Fuente: noticias Caracol 

publicidad publicidad