En Reino Unido un caso tiene aterradas a las autoridades: descubrieron que un padre inyectaba heroína a sus hijos para “ayudarlos a dormir”. El hecho se conoció cuando los menores dieron positivo para una prueba de opiáceos.

Según la investigación, uno de los tres niños, el mayor, les confirmó a las autoridades la irresponsable conducta del adulto a cargo, detallan medios locales.

De hecho, uno de los pequeños presentó un “posible hematoma por inyección”, aparentemente causado por esta conducta, que causó críticas también a los servicios familiares encargados de velar por la salud de los niños.

El informe que da cuenta de este cruel trato no incluyó datos específicos como las edades o la población exacta en que ocurrieron los hechos, pero sí criticó a las agencias que velaron más por la adicción de los padres que por el bienestar de los menores involucrados.

Los niños a los que su padre les inyectaba heroína estaban cobijados por un plan de protección infantil desde 2018 por la negligencia paternal, que incluía antecedentes de abuso doméstico, abuso de drogas y alcohol, además de comportamiento delictivo.

A uno de los pequeños le hallaron un hematoma en una pierna, posiblemente causado por efecto de los pinchazos.

Los hermanos fueron retirados de la custodia de sus padres.
publicidad publicidad