El Intendente de la Policía, Jhon Hernando García Meza, antes de quitarse la vida ayer en la tarde en la Estación Simón Bolívar, ya había contado a sus compañeros los problemas personales que estaba viviendo y lo que lo habría llevado a tomar la fatal decisión.

En desarrollo de los hechos ya hay dos investigaciones: una de la Fiscalía y otra de la Policía Nacional.

La primera, a través del CTI, practicó la diligencia de levantamiento del cadáver y está en esa labor investigativa. Mientras tanto, internamente, el área disciplinaria, analiza el acontecer en la vida del uniformado.

El coronel John Sepúlveda, Comandante operativo de la Policía Metropolitana de Barranquilla, dijo que en efecto "hay una información en el sentido de que el uniformado había socializado sus problemas con sus compañeros".

"Eso es muy privado y no se va a ahondar públicamente por respeto a la familia", indicó.

publicidad publicidad