Alika Unga Suliafu, de 31 años, fue detenido por la Policía luego de que le disparara a su padre porque le llevó una orden de alitas de pollo que no le gustaban.

Los hechos ocurrieron en Utah, Estados Unidos, y, según los reportes de las autoridades, Suliafu empezó a discutir con su papá en cuanto este llegó al apartamento que compartían con una orden de alitas de pollo que al victimario no le gustaron.

La discusión llegó hasta tal punto que Suliafu se dirigió a otra habitación, sacó un arma y disparó contra su padre, quien en un momento de rapidez logró esquivar la bala, la cual terminó en la pared, informó New York Post.

La víctima le rogó a su hijo para que no lo hiriera y se abalanzó contra él para desarmarlo. En el forcejeo se dispararon dos balas más, que terminaron en el techo. Como pudo, el padre de este hombre logró quitar el cargador del arma y continuó peleando.

La Policía llegó a la escena y Suliafu fue arrestado. Se presentaron cargos por intento de asesinato y descarga criminal de un arma de fuego, por lo que el hombre está detenido sin derecho de fianza.

publicidad publicidad