Título
Título
Select Menu
Título Título Título
Select Menu
Título
Título
Título
Título
Título Título Título Título Título Título Título Título

Favourite

Actualidad

Pitalito

Región

Judiciales

Mundo

Deportes

Entretenimiento

Videos

Imagenes


Pitalito Noticias lunes, marzo 21, 2016


Del Amazonas llegó este pirarucú que pesa 112 kilos para abastecer la demanda de pescado en Semana Santa". Fotos Sergio Reyes.


En Neiva hay suficiente pescado para atender la temporada de Semana Santa, que es la de mayor demanda, al Huila llegaron camiones cargados con bagre pintado, pirarucú y cachama procedentes de Puerto Asís, además de toneladas de pescado seco, que también es muy apetecido por estos días.

Esta vez tocó acudir a la producción de afuera porque en el departamento la sequía no permitió cosechas abundantes. La producción de Betania, la que no se exportó en filetes a Estados Unidos se fue para otras ciudades del país.

En Colombia se consumen 350 mil toneladas de pescado y mariscos al año, 80 mil son de tilapia cultivadas en estanques, 50 mil son de captura o pesca artesanal y 220 son importadas.

En los puestos de acopio se nota el bajón en los peces nativos, como bocachico, pataló y capaz, los pescadores artesanales alegan que es debido a la intensa sequía que tuvieron los ríos por el fenómeno de ‘El Niño’.

A cambio se encuentran especies como mojarra roja y cachama. Aunque hay suficiente los precios sufrieron variaciones de hasta el 30%. “Pescado hay bastante, lo que pasa es que está más caro porque no hubo tanta producción como en años anteriores, los alevinos por la sequía se murieron”, aclaró el comerciante de pescado Fabio Sierra.

Y agregó que por ello está llegando pescado del Amazonas para cubrir la demanda y que se puede conseguir a precios cómodos.

El fin de semana la libra de bagre se estaba vendiendo a $8.000 y el pirarucú a $10.000, en los puestos de Mercaneiva.

Peces nativos

Los pescadores y vendedores de pescado tradicional como bocachico y capaz son los más afectados con la escasez de peces en el río Magdalena y la represa de Betania, que son los sitios que los artesanales prefieren para sus faenas.

“Nos estamos embarcando desde La Boa en Yaguará y llegamos hasta Villavieja pero no es mucho lo que se coge, el pescado está muy escaso y el tamaño también ha mermado, eso nos perjudica porque esta es la mejor temporada y no hay qué vender”, dijo el pescador y comerciante Noé Charry.

Magnolia Gutiérrez, comerciante minorista de pescado, se quejó de la disminución y dijo que este año la venta está más difícil por los precios altos.

“Un bocachico que el año pasado valía $8.000 hoy tenemos que venderlo en 12 mil para poder ganarle algo, la mojarra en la Semana Santa pasada la vendimos a $3.500 la libra y ahora está a $5.000, los precios ahuyentan a la gente porque no todos tienen plata para comprar pescado a ese precio”, manifestó Gutiérrez.

Otro de los problemas a los que le echan la culpa del bajonazo en las ventas es al desempleo, los vendedores de pescado coinciden en que del sector petrolero salió mucha gente y al quedar sin trabajo se fueron de la ciudad, y esos eran buenos clientes para el pescado.

Los consumidores


En la otra esquina están los consumidores, que preguntan y preguntan pero los precios son parejos, algunos van a los tres sitios de mayor acopio, que son Mercaneiva, la Cooperativa de Pescadores Artesanales, que queda en la avenida Circunvalar, y el puerto, uno de los sitios más apetecidos, ubicado en la Circunvalar con Toma, en busca de un descuento para comprar la pesca de Semana Santa.

“Los precios este año están muy altos y uno compra para toda la familia entonces siempre afecta. Este año va a tocar combinar los ayunos entre pescado y pollo porque la plata no alcanza”, expresó Matilde Martínez, quien llegó a Mercaneiva en busca de pescado.

“La situación está difícil porque la sequía acabó con el pescado, toca buscar otra alternativa porque lo que es el bocachico y capaz están muy caros”, agregó Aldemar Mora, comprador.

Cuidado al comprar


Las autoridades de salud aconsejan comprar el pescado en establecimientos que tengan el permiso de comercialización. Esto quiere decir no consumirlo en carretas o camiones que van por la calle, ya que es un alimento altamente perecedero y necesita de un trato especial.

Estos son algunos consejos prácticos que se deben tener en cuenta al momento de la compra y la manera correcta de manipularlo en casa.

- Verificar las condiciones higiénicas del lugar de compra y el suministro permanente de agua.

- El pescado debe estar enhielado y mantener la cadena de frio ininterrumpidamente.

- No debe estar expuesto al sol, en el suelo o lugares sucios.

- La carne debe estar firme y si se le ejerce presión con los dedos, esta debe regresar inmediatamente a su estado natural.

- Las escamas deben permanecer fuertemente adheridas al cuerpo del pescado.

- Los ojos deben ser brillantes y lobulados.

- Las espinas al observarlas por el corte ventral deben estar adheridas totalmente.

Operativos

Las autoridades de salud de Neiva y la Policía realizarán operativos de control en toda la ciudad para evitar la comercialización de pescado en mal estado.

En los lugares de mayor afluencia de público se prestará vigilancia para que la gente compre segura y evitar la presencia de delincuentes por la congestión de público.

Las personas que detecten comercialización de pescado en mal estado pueden denunciar al 123 de la Policía. Las personas que sean sorprendidas en esta actividad tendrán que responder ante las autoridades.

Finamente la Secretaría de Salud Municipal recomendó tener máximo el cuidado a la hora de comprar y consumir pescado para evitar problemas de salud como intoxicaciones, que se pueden presentar al consumir alimentos descompuestos.

Escrito por Fernando Polo
Tomado de La Nación 


«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua