El Papa Francisco sufre un percance en su recorrido por Cartagena al parecer se concentró tanto en saludar a los miles de personas que lo acogen en la ciudad amurallada que calculo mal la distancia de la mano y el soporte y su rostro fu a dar contra el vidrio protector del Papamóvil.

Por fortuna no paso a mayores y después de sobarse la cara siguió su camino a recitar el Ángelus en el atrio de la iglesia San Pedro Claver ubicada en el Centro Histórico.