T�tulo
T�tulo
T�tulo Publicidad T�tulo T�tulo T�tulo

Header Ads

“El niño estaba predicando la palabra de Dios por la vereda”

Publicidad Publicidad


Anderson Guevara, un niño de siete años, habitante de la vereda Alto Líbano del municipio El Pital, fue atacado en el rostro por un perro de raza pitbull de propiedad de un vecino, llamado Fredy Pichincha. El niño estaba en compañía de más niños y de una misionera enviada por la parroquia para predicar la palabra de Dios en esta época de Semana Santa.


“Él andaba con la misionera que envían de las parroquias a las veredas a hablar y explicar la palabra de Dios. Él se fue con ella y llegaron a una casa. El niño se vino adelante con otras niñas que son amiguitas de él porque es cerquita y en el camino el perro de un vecino lo mordió”, narró Orlando Capiz.
De inmediato el niño que cursa grado primero, fue trasladado hasta El Pital, donde en el Hospital Municipal San Juan de Dios, le limpiaron la herida y le cogieron dos puntos en la boca mientras lo remitían a Neiva a la Unidad Pediátrica del Hospital Hernando Moncaleano.
“En estos momentos lo está revisando un cirujano plástico para saber qué cirugía deben hacerle al niño”.
Según su abuelo Orlando Capiz, el niño es discapacitado ya que presenta parálisis en sus extremidades del lado derecho. Por este hecho ocurrido el lunes a las 11:00 a.m., la Policía instauró un comparendo a Fredy Pichincha, un joven de 23 años, por no portar las medidas de seguridad pertinentes con el canino.
Mientras tanto, el perro seguirá bajo el cuidado de Pichincha con las protecciones adecuadas para que estos casos no se repitan.
Ayer, su abuelito estaba a la espera de la llegaba de su hija, la mamá del niño, quien venía desde Bogotá donde trabaja.
Tomado de La Nación 
Con la tecnología de Blogger.