Ayer en horas de la tarde los uniformados del municipio de Santa María atienden el llamado de la comunidad y se dirigen hasta la calle 11 con carrera 4ª, donde encuentran a dos hombres en alto estado de embriaguez golpeándose,  de inmediato proceden a detenerlos.

Al parecer la riña habría sido iniciada porque Felipe Pedreros Quintero de  54 años, no está en desacuerdo del noviazgo que su hija sostiene con Luis Antonio Ardila Chimbaco de 40 años; después de varias agresiones verbales, inician la riña a golpes.

Los hombres son capturados por el delito de Lesiones Personales, son llevados hasta la ciudad de Neiva y dejados a disposición de la Fiscalía 15 local.

publicidad