Ana María Cáceres, quien coordinaba la campaña del excandidato de la Colombia Humana en ese municipio, fue asesinada en la noche del pasado miércoles en un establecimiento público. 



Sobre su asesinato, el subcomandante de la Policía de Antioquia, Carlos Julio Cabrera Suárez, aseguró en rueda de prensa que ya se desplegó un grupo especial para esclarecer los hechos que permitan dar con la captura de los responsables. Gustavo Petro denunció anoche en su cuenta de Twitter que ella había sido amenazada por el comandante de la Policía de Cáceres.


Referente a esta declaración, Cabrera afirmó que la Policía abrió una investigación disciplinaria para dar claridad a los hechos y señaló no conocer el nombre de la persona de la institución que según lo que han declarado los líderes de la Colombia Humana, habría hostigado a la víctima.

Cabrera dijo que formalmente no tenían información de una presunta amenaza de algún policía contra Cortés ni conocían que su vida estuviera en riesgo, por esta razón la institución no "tenía la responsabilidad de brindar algún tipo de protección especial". El subcomandante también señaló que no conocían antecedentes legales de Cortés. “Se abrió una investigación disciplinar por oficio, sin decir que va en contra de algún policia en específico”, aclaró.


Por su parte, Jorge Rojas, estratega político de la campaña de Gustavo Petro, estuvo esta mañana en la W y habló del crimen del que fue víctima Ana María Cortés, a quien dijo conocer de cerca. De acuerdo a lo explicado, ella era una lideresa reconocida en la región que había trabajado en la Personería del municipio en la defensa de los derechos humanos y hace tres meses había decidido asumir la coordinación de la Colombia Humana en Cáceres. Realizando este trabajo, había organizado una sede de campaña para convocar a diferentes sectores políticos en la campaña presidencial del ahora senador electo.


Según Rojas, mientras hacía campaña recibía diferentes amenazas. “La asesinaron a la vista de todo el mundo”, dijo sobre los hechos. Rojas aseguró que Cortés y otro líder de la candidatura del exalcalde de Bogotá habían estado involucrados en situaciones de hostigamiento por parte de la fuerza pública. “Ella me dijo a mí que no sabía si iba a morir por mano de los paramilitares o por el desastre de Hidroituango”, dijo en el programa radial.


“En medio de la campaña se presentó un hostigamiento contra Gustavo Marulanda y en su defensa salió Ana María Cortés”, dijo Rojas. Según él, la respuesta del comandante de la Policía fue que él mandaba allá y que si no querían, que se fueran del pueblo. “Amenazó a Marulanda a quien también le dieron una golpiza y lo agredieron”, señaló.


De acuerdo con la conversación que tuvo con los periodistas de la W, ellos sí habían puesto estos hechos en conocimiento de las autoridades, especialmente en la presidencia, en el marco de las garantías de los procesos electorales. “Había una intención de la Policía, o al menos de su jefe, de impedir las garantías básicas de la campaña de Gustavo Petro”, aseguró.


publicidad