Con el propósito de fortalecer los recursos públicos del Departamento del Huila y salvaguardar la salud y vida de los huilenses, el Equipo Anti-contrabando de la Secretaría de Hacienda Departamental, con el apoyo organismos de seguridad y gremios del sector comercio, continuará con operativos contra la comercialización de licores y cigarrillos adulterados y de contrabando.
El secretario de Hacienda Departamental, Carlos Eduardo Trujillo González, informó que recientemente se cumplió una reunión con los comandantes de Policía, Ejército, Cuerpo Técnico de Investigación de la Fiscalía, CTI, Fenalco Seccional Huila y Cámara de Comercio de Neiva en la que se definieron las tareas que asumirá cada entidad durante los operativos de control.  
Trujillo González dijo que las acciones de vigilancia y registro a establecimientos comerciales estarán acompañadas con jornadas pedagógicas y sensibilización social, buscando persuadir tanto al expendedor como al comprador teniendo en cuenta los efectos negativos que genera a las finanzas públicas evadir el tributo por concepto de la comercialización de licores y cigarrillos.
“Nuestro equipo interdisciplinario continuará trabajando de la mano con los organismos de seguridad las 24 horas, los siete días de la semana, en los 37 municipios del Departamento.  Los operativos se harán en carreteras, tiendas, supermercados, grandes superficies, bodegas y en cada uno de los establecimientos abiertos al público”, sostuvo Trujillo.

El funcionario anunció que, dentro de las facultades previstas en la Ley 1762 de 2015, la Gobernación cerrará hasta por 30 días los locales que expendan o distribuyan estos productos de manera fraudulenta.
Dijo, además, que se ha establecido un plan de recompensas hasta por 30 millones de pesos; recurso que será entregado a quienes denuncien la comercialización o distribución de cigarrillos o bebidas embriagantes adulteradas que no hayan pagado el respectivo impuesto.
“Seguimos en esta lucha contra el contrabando porque, además de atentar contra la salud de las personas que consumen bebidas adulteradas, afecta los recursos públicos que son captados por cuenta del impuesto de licores, cervezas, tabaco y cigarrillos, y que financian la educación, salud, deporte y recreación de los huilenses.”, manifestó.
publicidad