T�tulo
T�tulo
T�tulo T�tulo Publicidad T�tulo T�tulo T�tulo T�tulo

Header Ads

Nairo entrega el testigo a ‘Superman’ López en La Vuelta

Publicidad Publicidad



Miguel Angel Lopez se subió al pódium de la segunda carrera de tres semanas más importante del ciclismo y se muestra como el futuro de Colombia en dicho deporte.

A sus 28 años, Nairo Quintana es un símbolo del ciclismo, no solo colombiano, sino mundial. El de Boyacá es uno de los pocos que ha podido hacer sombra al Sky de Chris Froome en los últimos tiempos, llevándose nada menos que un Giro de Italia (2014) y una Vuelta de España (2016) y siendo el gran revolucionario para que Colombia vuelva a brillar en este deporte.

Gracias a él, en este país se ha apostado por invertir más dinero y recursos en formar a ciclistas que puedan competir con los mejores del mundo. De ahí que haya una hornada importante de jóvenes que vienen pegando muy fuerte en los últimos años, como podrían ser los casos de Egan Bernal o de Miguel Ángel ‘Superman’ López, entre otros.

El primero de estos realizó un Tour de Francia 2018 sobresaliente, mostrándose como un futuro líder del mejor equipo. A sus 21 años tiene un potencial descomunal, pero deberá ir con cabeza para mantener su progresión y no quedarse estancado. Mientras, seguirá siendo un gregario de lujo para Chris Froome o Geraint Thomas en las próximas grandes citas.

Por su parte, el segundo se ha mostrado como un súper clase en la última Vuelta a España. A sus 24 años Superman López es considerado el ciclista que cogerá el testigo como gran dominador de Colombia, siguiendo los pasos de Nairo. Sin duda alguna, su tercer puesto en dicha carrera le colocan en las apuestas de bet365 como un potencial ganador de grandes vueltas, aunque para ello habrá que esperar a ver si Astana, su equipo, le lleva al Tour del año que viene, o si, por el contrario, prefiere mantenerlo en las otras dos (Giro y Vuelta).

Su portentosa arrancada y sus ambición por ganar le colocan como uno de los mejores escaladores del mundo, con unas características muy similares a la de la gran mayoría de los ciclistas colombianos que triunfaron anteriormente. Eso sí, las contrarrelojes son su principal problema, su talón de Aquiles, y donde debe mejorar para poder optar a una grande.

En la última Vuelta, en la que quedó tercero, se vio una gran sintonía con Nairo Quintana en las múltiples arrancadas que ambos realizaron en los mejores puertos de la carrera para tratar de desestabilizar a un Simon Yates que nunca perdió el control del liderato. Tal fue su actitud ofensiva que logró rozar hasta en tres ocasiones la etapa, aunque finalmente no pudo llevarse ninguna y tuvo que conformarse con sus tres segundos puestos.

Pero todo ello le posiciona no solo como un potencial aliado de Quintana para las próximas grandes, sino como un posible ganador de estas. Un ciclista con una fuerza y explosión tremendas que, no cabe ninguna duda, dará grandes alegrías a Colombia en sus siguientes apariciones. Un futuro ganador y líder de equipo en cuanto Astana, u otro, le den dicho puesto.

Con la tecnología de Blogger.