Bastante asqueados están los padres de unos jóvenes en un colegio en Davis (California, Estados Unidos) al conocer que una compañera de sus hijos les dio galletas hechas, al parecer, con las cenizas de su abuelo.

Según recogen medios estadounidenses la joven llegó hasta el colegio y le entregó varias galletas a sus compañeros, luego de que las comieron, les contó de qué estaban hechas.

El caso se conoció luego que uno de los niños les contara a sus padres lo que había sucedido. Los adultos fueron hasta la institución donde supuestamente los directivos les pidieron que no le contaran a nadie lo sucedido, y no tomaron medidas.

Los padres alertaron lo sucedido a medios locales, y estos a las autoridades, sin embargo, la Policía local ha manifestado que no ha muestras de las galletas y no saben cómo manejar el caso, según recogen medios de comunicación.


publicidad