Ciudadanos   que realizan  sus   compras   en   el principal  centro  de  acopio   en esta  ciudad   esperan    que para el  2019,  exista   un  plan  de reorganización a fin  de  atraer   mayor potencial  de   usuarios  en sus  instalaciones.

Con el anuncio de la  construcción  de un  cuarto para  las  basuras  allí producidas, los  comerciantes  tendrían   mayores  facilidades   para  ofertar  sus  productos. Pero;  también  se  aspira a que  el segundo   piso  sea  remodelado  como tantas   veces se ha  esperado.


Además,  el sistema  eléctrico necesita  una  nueva  revisión  y  al parecer existe  un  proyecto  social  para   la  venta  campesina.

Otro  aspecto  fundamental para atraer a más compradores,  consiste  en mejorar  la  seguridad  en el sector.  Esperan que  exista  una  reunión   con la  administración   para    la  contratación  de   una  compañía privada a  fin de realizar    una  mayor  vigilancia  incluso   en  los  días  ordinarios   con el objetivo  de minimizar   los  hurtos  dentro  de las   instalaciones.