Se trata de Andrés Felipe Carvajal y Andrés David Fuentes, recluidos en los hospitales de El Tunal y de la Policía.


Los otros tres estudiantes que siguen bajo observación médica son Daniel José Murillo, Annie Julissa Rivas y Juan Sebastián Contreras.

“Quiero agradecerle a todo el pueblo colombiano por sus oraciones”, manifestó Daniela, hermana de Carvajal, cuyo pronóstico es reservado.

Según ella, el mayor sueño del cadete es “ser general, anhelaba estar en un cargo muy alto porque decía que entre más alto el cargo, más podía ayudar a las personas, porque ser policía es estar pendiente de la ciudadanía y ayudarlos a todos”.

Al ELN, que aceptó su responsabilidad en el atroz atentado, le pidió “que se pongan la mano en el corazón y piensen que cuando hacen estos actos, lo único que logran es que gente inocente caiga, y la verdad es una guerra que está cobrando vidas inocentes y familias que están sufriendo como la de nosotros”.

"Mi hermano decía que no había que rendirse nunca, él no se está rindiendo y quiero que ustedes tampoco lo hagan, sigan luchando por sus vidas y sigan adelante, ustedes tienen heridas, pero eso no les va a impedir seguir adelante", dijo por último la joven.