Una herida de cacho en el ano, que le perforó el intestino grueso y obligó a los médicos a recortar gran parte del conducto rectal, tiene entre la vida y la muerte a un niño de 15 años que fue corneado por un toro.




El hecho se presentó el pasado lunes festivo 7 de enero durante la quinta tarde de corralejas que se celebran en el municipio de de Ciénaga de Oro.

El jovencito fue llevado hasta el Hospital San Diego de Cereté, en donde los médicos le practicaron tres cirugías de urgencia para salvarle la vida pero fue remitido a una clínica de mayor nivel en la ciudad de Montería.




Corralejas de Ciénaga de Oro. Foto: Google
“Al paciente se le realizó colostomía y cistostomía y fue enviado a Montería porque requiere manejo por coloproctología y en el hospital no prestamos ese servicio”, contó Tony Pachecho, coordinador médico del hospital.


El profesional médico se mostró preocupado por la situación del menor de edad, que según él, nunca debió estar en el ruedo de la corraleja, por tratarse de una actividad muy peligrosa, sobre todo para un joven de esa edad.




Joven Yair Burgos, quien perdió la vida en corralejas de Ciénaga de Oro. Foto: Archivo
“Muy duro atender a un niño con semejante herida que nuca debió ocurrir, es un paciente que con la ayuda de Dios va a sobrevivir, pero va a quedar con unas secuelas en su aparato digestivo para toda la vida” explicó el galeno.
El coordinador médico del Hospital San Diego de Cereté hizo un urgente llamado a las autoridades para que impidan el ingreso de menores de edad al coso taurino.
Es de recordar que el pasado 4 de enero en el redondel de la corraleja perdió la vida el joven Yair Burgos de 19 años de edad, al ser corneado por un astado cuando trataba de esquivarlo.

Tomado de RIONoticias.co