El curioso momento fue grabado por la cámara de celular de un conductor que esperaba el cambio de semáforo en una concurrida calle de Beijing, China.
En las imágenes se aprecia cómo el hombre tiene a su hijo de dos años en brazos, abre el baúl, se asegura de que el menor no se pegue en la cabeza y lo deja adentro del compartimiento.


El testigo del hecho creyó que se trataba de un traficante de personas, por lo que llamó a la policía para que investigará el hecho, informó la estación de TV de Beijing y que rescata Daily Mail


El padre fue identificado como Zhu y declaró ante las autoridades que metió al niño en su maletero porque estaba haciendo una rabieta dentro del auto y no lo dejaba manejar, indicó el mismo medio.

“No había otra manera, quería darle una lección”, afirmó Zhu al medio chino.
Agregó que solo condujo unos minutos antes de dejar salir a su hijo del baúl.
Por último, los oficiales le recomendaron a Zhu comprar un asiento de seguridad para su hijo y así evitar este comportamiento.

publicidad