Recientemente se conoció el caso de un bogotano, llamado Stiven Claros, quien fue amonestado con un comparendo por comprarle una empanada a un vendedor ambulante. Dicha multa le fue impuesta, según fue notificado, por violar el Código de Policía.

El joven salió de su trabajo en el sector de La Castellana, en el norte de Bogotá, allí se dirigió hacia un puesto ambulante de empanadas donde tiene la costumbre de comprar empanadas junto a sus compañeros de trabajo.

Claros asegura que, de manera sorpresiva, fue abordado por siete agentes de policía, quienes estuvieron todo el tiempo observando sus movimientos y prestos a multarlo. Posteriormente el ciudadano recibió una sanción de $800.000 pesos.

Ante esta situación La FM habló consultó la opinión de Inti Asprilla, representante a la Cámara por el Partido Verde que demandó el artículo del Código de Policía sobre vendedores informales. 

De acuerdo con el legislador, esta multa es totalmente ilegal puesto que la multa impuesta Stiven Claros tras comprarle una empanada a un vendedor ambulante es ilegal. El congresista Asprilla afirma que en este caso hubo una mal interpretación por parte de los uniformados que impusieron el comparendo.

 El congresista del partido Verde precisó que esta norma está pensada para amonestar a las personas que se aprovechan de los vendedores ambulantes, al pedirles sumas de dinero a cambio de permitirles trabajar en una zona de la calle.

En este orden de ideas, Inti Asprilla ratificó que no existe una norma que castigue a los ciudadanos por comprar un producto o servicio a un vendedor ambulante

De igual manera, el congresista indicó que en estos momentos ya se están tomando medidas para apoyar al ciudadano que recibió la sanción y para amonestar a los uniformados que impusieron el comparendo.