La terrible masacre ocurrió en 2017 en el pueblo de Loganville, estado de Georgia (EE. UU.) e Isabel Martínez se declaró culpable de cinco cargos de homicidio.

De acuerdo con la cadena Univisión, Martínez fue detenida durante la madrugada del 5 de julio del 2017, cuando llamó al 911 para confesar que mató con un cuchillo de cocina a su esposo, Martín Romero, de 33 años, y a cuatro de sus hijos: Isabel, de 10 años; Dakota, de 7; Dylan, de 4, y Alex, de 2.

Casi 2 años después del terrorífico crimen, donde sobrevivió Diana, otra hija de 9 años, un juez condenó a la mujer originaria de Michoacán a pasar el resto de su vida en una prisión de Georgia, explica el mismo medio.

En aquel entonces, la policía de Loganville encontró sin vida a Martín Romero y 4 menores. Sin embargo, Diana, aunque también fue atacada con el cuchillo, fue trasladada al hospital Children’s Healthcare of Atlanta, donde estuvo internada por tres semanas, detalla Univisión.

publicidad