Con el fin de generar un parte de tranquilidad tanto a propios y visitantes, personal de la Secretaría de Salud Municipal desarrolla inspección, control y vigilancia en expendios de pescado en Pitalito para garantizar la inocuidad y calidad del producto, dado que como afirma el técnico de saneamiento, Luciano Trujillo “en esta temporada se comercializa entre 200 y 250 toneladas de pescado en Pitalito” de tal manera que se incrementa las posibilidades de intoxicación en los laboyanos.


El llamado a la comunidad es a tener especial cuidado en el consumo de carnes blancas en Semana Santa, dado que el manejo inapropiado de estos alimentos, pueden afectar la salud y poner en riesgo la vida humana. Los controles buscan evitar intoxicaciones y enfermedades transmitidas por estos alimentos, y que la ciudadanía tenga claridad sobre las características que deben tener estos comestibles, como el pescado fresco y seco, así como productos procesados y enlatados.


Algunas características a tener presente:



*      Tanto las carnes rojas como blancas, deben permanecer en temperaturas de refrigeración o congelación, conservando la cadena de frío.


*      Los productos deben ser adquiridos en establecimientos reconocidos y de confianza que cumplan con las medidas higiénicas sanitarias.


*      Los ojos de los pescados deben ser esféricos, salientes en la mayor parte, trasparente y de córnea limpia.


*      Las agallas deben ser color vivo y limpio, rojo vivo en la mayor parte de las especies y rosa en otras.


*      Los pescados son muy frescos al corte, su carne debe ser azulada, limpia y brillante, órganos y sangre debe ser brillante.


*      La piel debe ser resbaladiza, suave, brillante y limpia.