Así lo declararon  los líderes de estas regiones fronterizas entre Bruselas y el corregimiento de Criollo, quienes  cansados de pedir ayuda a nivel municipal, decidieron gestionar personalmente ante el gobierno departamental un kit de maquinaria, que a propósito necesita un mantenimiento, luego que el gobierno municipal no se haya querido pronunciar.
Ignacio Córdoba, líder social y comunitario de la región de la parte alta de Criollo, señaló que las necesidades sentidas por la comunidad son  en razón principalmente por el mal estado de las vías. Por este motivo, los líderes comunitarios de Criollo y Bruselas, piden una vez más al gobierno municipal ayuda y apoyo logístico para atender la malla vial rural en esas regiones, ahora con el kit de maquinaria que lograron recibir.
“Solicitamos al gobierno municipal que se articule con nosotros en el mejoramiento de vías, para ayudar a la gente que está prácticamente aislada", sostuvo.
Asimismo, el líder comunitario manifestó que de ahora en adelante elaborarán un plan de trabajo  para blindarse contra la voluntad de quienes quieran sacar provecho; "No nos vamos a dejar comprar con promesas politiqueras", dijo el representante del corregimiento de Criollo.
Así las cosas, ambos corregimientos se unen para sacar adelante el arreglo de la infraestructura y la malla vial rural, pese a los reiterados llamados de intervención y apoyo al gobierno local. 


publicidad