Los hechos ocurrieron el pasado 30 de noviembre del año 2018, en el municipio de Teruel, al norte del departamento del Huila,  según informó la fiscalía, la mujer quien adelantaba un proceso de divorcio con  Azarias Chila Sánchez, habría accionado el arma de su esposo, y disparó dos veces contra su humanidad, causándole la muerte.
La mujer asegura que era sometida a maltratos constantes, y que producto del malgenio de su esposo y autoritarismo, también sufría maltratos psicológicos, por lo cual tras 20 años de matrimonio tomó la decisión de iniciar el proceso de divorcio.
El asesinato de Chila Sánchez, se da sobre las 12:30 del mediodía en un surtifruver propiedad de los cónyuges, luego de una acalorada discusión, por lo cual la mujer toma el arma de su esposo, le dispara en dos ocasiones y sale del lugar con 120 millones de pesos, producto de la venta de una finca.
El proceso
Mayerly Montilla Caliz, fue acusada de hurto, porte ilegal de armas y homicidio, toda vez que fue acusada de llevarse el dinero producto de la venta de una propiedad, sin embargo, la juez con control de garantías que lleva el caso determinó que no se podía hablar de hurto, ya que el dinero era propiedad de los esposos, ya que no se había disuelto la sociedad conyugal.
Finalmente, fue acusada por los delitos de homicidio y porte ilegal de armas de fuego, por los cuales fue condenada en primera instancia a 456 meses de prisión (38 años), sin embargo, la mujer adelantó un proceso de preacuerdo con la justicia, por la cual obtiene una rebaja de pena, a 6 años y 5 meses de prisión.
La mujer apeló con el recurso de ira e intenso dolor, el cual fue aceptado, obteniendo una rebaja de la sexta parte de su pena.