La SIC encontró que 20 personas, entre jurídicas y naturales, no venden el combustible que realmente están pagando los consumidores al momento de acercarse a las estaciones de servicio.

De acuerdo con Jairo Malaver, delegado para el control y las verificaciones de reglamentos técnicos y metrología legal, las multas que suman $682.367.584 millones de pesos, se impusieron luego de verificar que "los surtidores y dispensadores de combustible estaban entregando medidas inexactas e imprecisas por fuera de los errores máximos permitidos".

La bomba o estación de gasolina Terpel de Isnos, propiedad de Angelina Calderón Lasso, es una de las sancionadas en el país por estafar a los clientes, entregando menos producto del que se paga.

La Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) impuso multas en total por $682 millones.



La de Isnos deberá pagar $41 millones por tener "3 mangueras por fuera del margen de tolerancia".

Ciudad: Isnos (Huila)
Dirección: Carrera 5 No. 9-80
Mayorista que la abastece: Terpel



publicidad