El alto tribunal tomó esta decisión al advertir que no se posesionó y su excusa no pudo comprobarse. El exguerrillero había argumentado “fuerza mayor”.


publicidad