Kim Kardashian ha estado estudiando la carrera de derecho para ayudar a las personas que han sido encarceladas injustamente, ya ha liberado más de 17 prisioneros y reducir cadenas perpetuas por delitos menores como drogas, está ayudando a quienes quieren salir adelante y trabajar, ella misma los ayuda a conseguir trabajos.

Kim también se presentó en la Casa Blanca para presentar una propuesta que busca mejorar la condición de los reclusos, dándoles trabajo dentro de prisión, salud de calidad y mejor comida dicha propuesta fue aprobada con éxito. 



Ha sido su marido, el rapero Kanye West, quien ha descubierto ante los medios de comunicación la nueva faceta de la influencer, muy concienciada con las desigualdades sociales y raciales de Estados Unidos

Podría decirse que Kim Kardashian va tras los pasos de su padre, Robert Kardashian, ya que la empresaria quiere ser abogada. Así lo ha revelado  Kanye West durante la Semana de la Moda de Nueva York.

«Mi mujer está estudiando Derecho y es algo muy importante para nosotros», comentó el rapero ante los periodistas, haciendo gala de su orgullo por el desafío en el que se ha centrado Kim. «Esto es en lo que tenemos que centrarnos, en ayudar a la gente que está silenciada, rompiendo las diferencias que existen entre clases. Hay más de dos millones de afroamericanos encarcelados. Vamos a sacarlos de ahí», reclamó el artista.

En eso precisamente está inmersa Kim. Hace unos meses se citó con el presidente Donald Trump para pedir el indulto de Alice Johnson, una señora de 62 años condenada de por vida por un delito de tráfico de drogas que asegura que no cometió.

 Se trata de un joven llamado Chris Young, encarcelado de por vida por posesión de sustancias, a favor de quien está intercediendo la influencer, quien esta misma semana se reunía en la Casa Blanca con Jared Kushner e Ivanka Trump.

publicidad