La perra fue sometida a este vejamen hace más de un mes, poniendo en riesgo a sus crías.

En Pupiales (Nariño) hay asombro por el abuso sexual que sufrió una canina de nombre Paquita, la cual estaba embarazada.  

De acuerdo con defensores de animales, el animal que sería de raza criolla, fue sometido a este vejamen hace más de un mes, poniendo en riesgo a sus crías.

Liliana Patiño, una de las defensoras de Paquita, como le llaman a esta mascota, señaló que luego de que le practicaron exámenes al animal, se confirmó que esperaba cachorros, los cuales no habrían sufrido ningún daño. 

Autoridades como la Secretaría de Salud de Pupiales y la Fuerza Pública informaron que están indagando para aplicar el Código de Policía. 

Defensores de animales pidieron un severo castigo contra el agresor, quien sería un vigilante en un centro de formación para menores en la localidad. 

Se practicaron exámenes en las condiciones en las que estaba y se pudo determinar su estado
Patiño y otros defensores rechazaron este y otros casos, durante una marcha el pasado domingo. 

Cuando sucedió este hecho, miembros de la comunidad se condolieron de Paquita, llevándola a un centro veterinario, donde se está recuperando. 




publicidad