El hombre, de 36 años de edad, cometía sus fechorías en parques y zonas oscuras en las localidades de Barrios Unidos y Engativá, noroccidente de Bogotá.

En la investigación que hicieron las autoridades se descubrió que entre las víctimas de los asaltos sexuales se encontraba su hija y el novio de esta, ambos de 13 años de edad. Por esto existe un proceso penal abierto, informó un agente de la Policía a Noticias Caracol.

La nota televisiva indicó que el hombre, que fue capturado por la Policía, abordaba jóvenes entre los 12 y los 17 años. Su modus operandi era el mismo: abordaba a las parejas y abusaba sexualmente de las menores en presencia de los novios, que eran obligados a ver los vejámenes a los que sus compañeras sentimentales eran sometidas, mientras los amenazaba con un arma.

Hasta el momento hay 7 parejas identificadas que fueron violentadas por este predador sexual, que fue identificado en grabaciones de cámaras de seguridad de la zona en donde cometió uno de los abusos, dijo el mismo medio, y agregó que se espera que otras personas que hayan podido ser víctimas del hecho, lo denuncien.

La madre de una de las menores abusadas, de 13 años de edad, narró que el predador sexual intimidó con un arma a la niña y a su novio que estaban en el sector de Las Ferias. Luego los llevó a una parte oscura y allí manoseó a la víctima, mientras el joven fue obligado a presenciar el acto. Posteriormente, abordaron un taxi que los llevó hacia el barrio Bosque Popular para continuar con los abusos, dijo el noticiero.

“Le destruyeron la vida a una niña inocente”, comentó la madre de la menor al informativo, quien añadió que pide que se judicialice al violador. “Yo lo único que pido es justicia”.

publicidad